La tempestad es como una telaraña en cuyo centro Próspero-Shakespeare observa el proceso de su propia creación. En el gesto del mago que rompe su varita mágica en el último acto, reconocemos al dramaturgo que se despide del teatro.

Teatro y Danza
Teatro Clásico
LA TEMPESTAD de William Shakespeare

La tempestad es como una telaraña en cuyo centro Próspero-Shakespeare observa el proceso de su propia creación. En el gesto del mago que rompe su varita mágica en el último acto, reconocemos al dramaturgo que se despide del teatro.

  • Programación Cultural Albacete
suscribirse a este evento

No se admitirán cambios ni devoluciones de las compras realizadas

Descripción

La tempestad es como una telaraña en cuyo centro Próspero-Shakespeare observa el proceso de su propia creación. En el gesto del mago que rompe su varita mágica en el último acto, reconocemos al dramaturgo que se despide del teatro.

Esta lectura existe desde siempre y, de creer a las mentes sensatas, supera lo que se puede afirmar razonablemente a propósito de una obra literaria: va demasiado lejos, se nos dice. Mi sensación es que se queda corta, porque no es únicamente Próspero, sino el conjunto de la obra, todos sus elementos, todos sus personajes, los que nos hablan de la creación shakespeariana –comenzando por Calibán, el principal obstáculo para una interpretación satisfactoria de La tempestad–. Nuestra veneración por Shakespeare es tan grande que no soportamos la idea, sin embargo bastante evidente, de que al crear este último monstruo pensaba fundamentalmente en sí mismo y en su teatro.

Información

Localización Más información...
Fechas y horarios
Precios
Público recomendado Sin determinar
Duración Sin determinar